Kit de Detección de Falacias

31 08 2008

En mi entrada anterior hice una lista de los criterios que, a mi juicio, usamos la mayoría de nosotros para determinar si debemos o no creernos algo que se nos dice. Por otro lado, también dejé claro que muchos de esos criterios son poco fiables y por lo tanto nos conviene eliminarlos de nuestro repertorio.

Así pues, ¿qué tenemos que hacer para no dejarnos engañar? la respuesta es que debemos abandonar el uso de muchos de nuestros mecanismos psicológicos innatos (ver mi post anterior) y empezar a familiarizarnos con las técnicas del pensamiento crítico o escéptico. Los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de analizar críticamente la validez de cualquier aserción son los siguientes (basado en el libro “El Mundo y sus Demonios” de Carl Sagan):

Principios generales

·  Siempre que se pueda, los hechos deben ser confirmados independientemente.

·  Fomenta el debate sobre los hechos por proponentes de todos los puntos de vista.

·  Argumentos basados en la “autoridad” de alguien tienen poco peso (en ciencia no existen las “autoridades”).

·  Reflexiona sobre más de una hipótesis: no te dejes simplemente llevar por la primera idea que capturó tu imaginación.

·  Procura no apegarte demasiado a una hipótesis simplemente porque es la tuya.

·  Siempre que sea posible, cuantifica.

·  En una cadena de razonamiento, todas las conexiones de la cadena tienen que funcionar.

·  “La navaja de Occam”: si hay dos hipótesis que explican los datos igual de bien, escoge la más sencilla.

·  Pregúntate si es posible, al menos teóricamente, demostrar que tu hipótesis es falsa. En otras palabras, ¿se pueden hacer experimentos que pongan a prueba dicha hipótesis? ¿pueden otros repetir los experimentos y obtener el mismo resultado?

·  Deben efectuarse experimentos control, especialmente experimentos a “doble ciego”, donde la persona que hace las mediciones desconoce la identidad de las muestras o sujetos estudiados.

·  Asegúrate de que no haya factores que creen confusión. Separa las variables.

Falacias comunes de la lógica y la retórica

  • Ad hominem – atacar a la persona, en lugar de atacar sus argumentos.
  • Recurso a la autoridad – las aserciones deben demostrarse con hechos, no basta con que lo diga alguien, sea quien sea.
  • Argumento de malas consecuencias – presionar a alguien diciendo cosas malas que van a pasar si sus conclusiones no nos resultan favorables.
  • Recurso a la ignorancia – la ausencia de pruebas a favor no implica la existencia de pruebas en contra (y viceversa).
  • Trato especial – el razonamiento lógico se aplica sin excepciones. Por ejemplo: ¿por qué algunos de nosotros asumimos que el Universo tuvo que ser creado por alguien o algo y en cambio no vemos necesidad alguna de preguntar quien o qué creó a nuestro supuesto dios?).
  • Presumir la respuesta – asumir una respuesta en la forma en que se hace una pregunta.
  • Selección observacional – contar sólo los casos favorables e ignorar los desfavorables.
  • Estadísticas de pequeños números – sacar conclusiones a partir de muestras demasiado pequeñas.
  • Falta de comprensión de la estadística – El presidente Eisenhower se escandaliza de que el cincuenta por ciento de los americanos tienen una inteligencia por debajo de la media!
  • Inconsistencia – ejemplo: gastos militares basados en los peores escenarios pero las predicciones científicas sobre riesgos medioambientales se ignoran porque no están “demostradas”.
  • Non sequitur – la conclusión no deriva de las premisas.
  • Post hoc, ergo propter hoc – “B ocurrió después de A, por lo tanto A es la causa de B” – confusión entre secuencia temporal y relación causa-efecto.
  • Pregunta absurda – ¿qué ocurre cuando una fuerza irresistible actúa sobre un objeto inamovible?  
  • Centro excluido – considerar sólo los dos extremos donde existe un rango de posibilidades.
  • Corto plazo vs. largo plazo – caso particular de centro excluido – ¿por qué invertir en ciencia básica cuando tenemos un déficit presupuestario tan grande?
  • Pendiente resbaladiza (el tobogán) – caso particular de centro excluido- extrapolación no justificada: si permitimos el aborto en el primer trimestre, luego nada impedirá que acabemos matando a los recién nacidos.
  • Confusión entre correlación y causación – una correlación entre dos hechos puede indicar que uno es la causa del otro (o viceversa), pero hay otras posibilidades, como que ambos sean efectos de una causa común.
  • El espantapájaros – caricaturizar o estereotipar una posición para hacerla más fácil de atacar.
  • Medias verdades – Hechos relevantes que se dejan sin mencionar.
  • Palabras engañosas – uso de eufemismos para guerra tales como “acción policial” para evadir limitaciones en los poderes presidenciales. Como dijo Talleyrand: “Un arte importante de los políticos consiste en encontrar nuevos nombres para instituciones que bajo sus nombres originales son rechazadas por el pueblo”.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: